Los jefes parlamentarios de Juntos por el Cambio, Mario Negri y Cristian Ritondo, el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodriguez Larreta, y las diputadas del Frente de Todos, Cristina Alvarez Rodríguez y Cecilia Moreau, fueron algunos de los dirigentes políticos que repudiaron las amenazas que sufrió Sergio Massa.

El presidente de la Cámara de Diputados presentó esta tarde una denuncia ante la Fiscalía de Tigre Rincón de Milberg por las amenazas intimidatorias vertidas en su contra y de su entorno familiar, luego que se difundiera su contacto en las redes sociales, mientras se realizaba la sesión virtual para tratar los proyectos de turismo y de pesca.

A través de la red social Twitter, Rodríguez Larreta expresó: “Repudio las amenazas que recibió Massa en las últimas horas. El diálogo y el respeto deben ser los pilares de nuestra democracia. Me solidarizo con él, con Malena Massa y toda su familia”.

Negri se manifestó en el mismo sentido y señalo que “las amenazas y la violencia deben ser repudiadas por toda la dirigencia política”.

“Los ciudadanos debemos comprometernos con la convivencia política pacífica. Es la mejor forma de defender la democracia”, completó.

En tanto, Ritondo manifestó: “Quiero expresar mi solidaridad a Massa, su esposa Malena Galmarini y toda su familia, ante las graves amenazas que sufrieron. La agresión nunca puede ser la manera para procesar el disenso”.

Massa respondió la publicación de Ritondo y expresó: “Gracias, la democracia es incompatible con la violencia. Entre todos debemos desterrarla”.

Alvarez Rodríguez, secretaria parlamentaria del bloque del Frente de Todos, también expresó su “profundo repudio” a las amenazas recibidas por Massa, Malena Galmarini, y toda su familia y señalo que “la violencia es lo contrario a la democracia”.

Cecilia Moreau opinó que “los debates y las diferencias se diriman en los ámbitos que corresponden”.

“No queremos más violencia política” y expresó “toda nuestra solidaridad con Sergio Massa y su familia en este momento”.

Incluso el intendente de Tigre, Julio Zamora, manifestó que Massa es “víctima de la intolerancia”