Un adolescente de 16 años que está acusado de ser el autor del disparo que dejó en grave estado a un chico de 18 el domingo tras un asalto en el partido de Morón, fue entregado por su madre a la policía, pero el fiscal de menores lo dejó en libertad.
Las fuentes explicaron que el sospechoso está domiciliado en el barrio “El Cortijo”, de la localidad bonaerense de Gervasio Pavón, partido de Morón, y que tendría una vieja rencilla con la víctima del caso, Gerardo del Valle Sánchez (18), quien permanecía hoy internado en grave estado con un balazo en la cabeza.
Un vocero judicial explicó que fue la propia madre del sospechoso quien se presentó en la comisaría de Gervasio Pavón para entregar a su hijo porque, según dijo, “temía represalias y prefería a su hijo preso que muerto”.
Sin embargo, la policía cometió el error de entregar al adolescente de 16 años al fiscal Horacio Vázquez de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Morón, que como fiscal de mayores no podía tomar ninguna medida contra el joven y se declaró incompetente.
La policía entonces notificó de la situación al fiscal de Responsabilidad Penal Juvenil de Morón en turno, Pablo Cabrejas, quien ayer por la tarde tampoco dispuso ninguna medida restrictiva de la libertad porque no tenía la causa y ordenó que el adolescente fuera entregado a su madre.
“Seguramente cuando el fiscal de menores cuente con la causa y con los elementos necesarios pedirá su detención, pero ayer no podía hacerlo”, explicó una fuente judicial.
Fuentes de la investigación indicaron que en el hecho habrían participado otros dos jóvenes que tambiín serían menores.
Del Valle Sánchez fue baleado el domingo alrededor de las 7 de la mañana en la esquina de Arrufo y Hormiguera, de Gervasio Pavón, luego de asistir a una fiesta de cumpleaños y dejar a su novia en su casa.
El chico apareció tirado en gravísimo estado con un tiro en la cabeza y sin sus zapatillas ni su celular.
La madre de la víctima cree que a Gerardo lo balearon porque eran conocidos que su hijo iba a poder reconocer.
La víctima fue operada, continuaba con la bala alojada en la cabeza y aún se encuentra internada en terapia intensiva en el Instituto Haedo.

Fuente: infoban.com.ar