Un custodio privado de 57 años fue degollado en plena vía pública, en Vicente López, y por el crimen fueron detenidos hoy un hijo de la víctima y la novia.

Los sospechosos, un hombre de 31 años y una mujer de 29, fueron arrestados en las primeras horas de la madrugada de este sábado, poco después del crimen, cuando viajaban en un colectivo por una avenida del vecino barrio porteño de Núñez, informaron fuentes policiales.

El asesinato se produjo en la noche de este viernes en el cruce de 25 de Mayo y Alsina, de Vicente López, en el norte del Gran Buenos Aires, y la víctima fue identificada como Luis Rojas, quien desempeñaba funciones en una garita de vigilancia vecinal emplazada en el lugar.

Efectivos de la comisaría quinta de Vicente López acudieron al lugar luego que vecinos denunciaran que escucharon una pelea y gritos en la calle.

Al llegar a la mencionada esquina, los policías se encontraron con el cuerpo de Rojas tirado en el asfalto, con signos de haber recibido una herida cortante a las altura del cuello.

Por el testimonio de vecinos, se pudo reconstruir que Rojas había peleado con una pareja y que el hombre que la integraba, tenía un arma cortante.

Los mismos testigos observaron a la pareja escapar hacia la cercana avenida Maipú.

Por intermedio de cámaras de seguridad se pudo observaron que los sospechosos cruzaron la autopista General Paz y se introdujeron en la ciudad de Buenos Aires, en el barrio de Núñez, donde tomaron un colectivo en dirección al microcentro.

Efectivos de la Policía de la Ciudad lograron interceptar el colectivo en el que circulaba la pareja en la intersección de la avenida Libertador y Vedia.

Los detenidos fueron identificados como Celeste López, de 39 años, y Jeremías Rojas, hijo del custodio asesinado.

En poder de la pareja se encontró un blister con 25 pastillas, de una sustancia que por el momento no se había establecido.

Los detenidos fueron puestos a disposición del fiscal Alejandro Guevara, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de Vicente López Oeste, que depende del Departamento Judicial de San Isidro, en una causa caratulada como “homicidio agravado por el vínculo”.