Las cámaras que agrupan a las empresas de autotransporte público de pasajeros de corta y media distancia del Area Metropolitana advirtieron que suspenderán los servicios nocturnos para reducir costos.La medida se tomaría desde el miírcoles entre las 22 y las 5 horas del día siguiente, con el objetivo de reducir los costos y obtener una recomposición de ingresos, de acuerdo a lo informado en una conferencia de prensa.
El presidente de la Cámara de Empresarios Autotransporte de Pasajeros (CEAP), Daniel Millaci, anunció además que las entidades “no podrán afrontar” el aumento de sueldos del 16 por ciento acordado con la Unión Tranviarios Automotor (UTA) para sus choferes, que las empresas deberían efectivizar el próximo viernes.
El reclamo es por una recomposición de ingresos y “el Gobierno decidirá si es por vía de subsidios o aumento de tarifa”, señaló Millaci en una conferencia de prensa ofrecida esta mañana en la sede de la CEAP.
Esta no es la primera vez que las cámaras de transporte automotor de pasajeros amenazan con levantar los servicios nocturnos para presionar al Gobierno.
El servicio nocturno es una prestación que involucra a un número poco significativo de pasajeros, pero es de vital importancia por ser prácticamente el único servicio de transporte público que funciona en la madrugada. 
La Secretaría de Transporte evitó emitir opinión sobre el tema al ser consultada este mediodía por la agencia Tílam.
Millaci dijo que el acuerdo alcanzado el mes pasado entre empresarios, Secretaria de Transporte y la UTA para incrementar los salarios de los choferes en 16 por ciento a partir de abril, “no se puede cumplir porque el Gobierno no aportó los recursos que comprometió para ese fin”.
En rueda de prensa ofrecida en la sede de CEAP, Millaci destacó que “el sector mantuvo su tarifa durante cinco años con un efecto cero en la inflación general, y por eso está descapitalizado y con un parque automotor en la jurisdicción nacional de una antigüedad promedio de 9,5 años, cuando históricamente no superaba los cinco”.
El empresario aseguró que de acuerdo a las normas vigentes, el 50 por ciento del parque del área metropolitana debiera ser renovado. “Esto es imposible -dijo- porque estamos hablando de 4.500 vehículos con un costo promedio de 270.000 dólares”.
En tanto, Alberto Crespo -de CETUBA- cuestionó la mayor presión tributaria por encontrarse los servicios gravados con IVA en forma efectiva desde el 1ø de enero de 2004, “sin haber podido trasladar su efecto a los precios como hacen las restantes actividades económicas”.
   Los empresarios aseguraron que los subsidios otorgados por el Estado para compensar esos desfasajes “no resultaron suficientes ni siquiera para pagar los mayores costos derivados de los sucesivos aumentos salariales otorgados del 2002 a la fecha”.
Remarcaron que en ese período el costo del boleto mínimo se mantuvo en 75 centavos “para no afectar a nuestros pasajeros que mayoritariamente, pertenecen al segmento de bajos ingresos”.
Sin subsidio a las empresas, el sector estima que ese boleto debiera estar en 1,60 pesos.
La rueda de prensa fue convocada por la Asociación Civil Transporte Automotor (ACTA), la Cámara de Transporte de la Provincia de Buenos Aires, y la Cámara de Empresas de Transporte Urbano de Buenos Aires (CETUBA), junto con la CEAP.

Fuente: infoban.com.ar