La Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) expresó su preocupación por los aumentos de tarifas de electricidad al advertir que gran cantidad de pymes recibieron las nuevas facturas "con aumentos promedio de 152 por ciento".

A tono con el reclamo de federaciones y cámaras de distintas ciudades del país, CAME señaló que si bien "la variabilidad es muy alta" entre las tarifas aplicadas a distintas empresas destacó que "hay casos, especialmente en la industria, donde el alza supera el 600 por ciento".
La quita de subsidios a la electricidad "está impactando de lleno sobre los costos de producción de las PyMES, especialmente en el sector industrial donde hay muchos rubros que realizan un consumo intensivo del recurso energítico", añadió la cámara a travís de un comunicado.

Y, reportó que en un informe que monitoreaba el Impacto Tarifario a fines de marzo, detectó que "en la industria las nuevas boletas llegaron con un aumento promedio de 211,5%, aunque con un rango de variabilidad de entre 109,5% y 635,1%".

Otro sector muy afectado, según la cámara era "el agropecuario, donde el incremento promedia el 123,4% aunque con variaciones muy altas, ya que las subas arrancan en 35% y alcanzan al 248,5%".

En el comercio, en tanto, las alzas promedio fueron del "103,8% aunque con alteraciones de entre 22,9% y 250% según la localización geográfica, el tipo de comercio, y el tamaño del negocio".

Fuente: infoban.com.ar