El gobernador bonaerense expresó en Mar del Plata que no “podía creer” la trágica muerte de su par neuquino Carlos Soria a quien describió como “un gran militante peronista”, y lo calificó como “un luchador de la política”.

“Era un hombre al que conocía mucho, porque fuimos compañeros en la Cámara de Diputados”, añadió Scioli al recordar que le tocó “compartir hace pocas horas con íl y con colegas gobernadores una decisión muy importante de la Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) sobre el refinanciamiento de las deudas provinciales”.

“Le preguntí cómo estaba -prosiguió el gobernador- y me contestó que `despuís de tantos años de luchar tengo finalmente esta oportunidad de ser gobernador de mi provincia´, con las dificultades que estaba enfrentando por las cenizas volcánicas,
especialmente en una ciudad emblemática para todos los argentinos como Bariloche, que ahora se estaba recuperando de ese problema; y además estaba preocupado por la sequía” contó el gobernandor bonaerense.

Soria murió este domingo, primer día del 2012, en un confuso episodio como consecuencia de “la manipulación de una arma de fuego”, según se informó oficialmente, cuando se encontraba en una casa quinta cerca de General Roca con su mujer.

Fuente: infoban.com.ar