El Bloque del Partido Justicialista – Frente para la Victoria (FpV) San Isidro votó por la negativa un proyecto de comunicación impulsado por la concejal de Unión Pro-Convocación Ciudadana, Ester Fandiño, en contra de la política de quita de subsidios; instancia que despertó un profuso y caliente debate político entre la oposición y el oficialismo que alcanzó la esfera nacional.

Los concejales del PJ-FpV, Brest y Martín, encabezaron las voces disidentes dirimiendo sus desacuerdos ante el pedido del oficialismo para que el “el Concejo Deliberante de San Isidro considere ilegal y fuera de norma la pretensión de aumento sobre la facturación de energía”, producto de la política nacional de quita de subsidios.

“Me parece que hay error en la redacción del primer artículo ya que el HCD tiene la facultad para manifestar su preocupación, pero no puede ser tan determinista al establecer que existe algún tipo de ilegalidad en la norma. Realmente no entiendo por quí estamos pidiendo desde este Concejo un pedido de informes al Ejecutivo Nacional, desconozco si quien redactó el texto usó una buena tícnica legislativa”, ironizó Brest.

“Por otra parte, el proyecto dice que la información es difusa, cuando en realidad desde la página del Ministerio de Planificación se la ofrece de forma clara y accesible. Quienes sufren la quita de subsidios son los sectores más pudientes, a quienes no pueden, se les ofrece una declaración jurada para que presenten sus reclamos. No veo dónde existe la desinformación”.

Por último, el concejal Leandro Martín afirmó que la política de subsidios de Nístor Kirchner fue una decisión “bien justicialista al aliviar la carga de la espalda en la clase media a travís del subsidio de parte de los servicios públicos”. “Creo que la actitud de acceder a una renuncia voluntaria nos habla de una foto de la Argentina totalmente diferente a la del 2003; hablamos de una actitud muy altruista, muy solidaria, que nos dignifica como sociedad”, aportó

Fuente: infoban.com.ar