Dos cámaras de televisión ingresaron al domicilio donde Matías permaneció cautivo durante 15 horas y dieron a conocer detalles de la residencia; para el fiscal de la causa esto retrasaría la investigación; investigan a la custodia policial.

El fiscal que tiene a su cargo la causa por el secuestro y crimen de Matías Berardi pidió que se investigue a los policías que estaban encargados de custodiar la casa de Benavídez en la que, se cree, estuvo cautivo el adolescente, luego de que se difundieran imágenes televisivas del lugar.

Fuentes judiciales confirmaron que el fiscal federal de Campana Orlando Bosco denunció el hecho ante el juez de ese distrito, Adrián González Charvay, y la policía bonaerense anunció el inicio de una investigación por parte de Asuntos Internos.

Es que durante el mediodía del jueves, al menos dos canales de televisión lograron ingresar a la casa de Mendoza y Sarmiento de la localidad bonaerense de Benavídez, donde se cree que Matías permaneció secuestrado durante casi todo su cautiverio.

Los canales difundieron imágenes en detalle del lugar, lo que -a criterio de la fiscalía- podría perjudicar la continuidad investigación.

Ante esta situación, el fiscal entendió que ese lugar debió haber estado custodiado y preservado por policías y denunció el hecho ante el juez.

En esa casa funcionaba una herrería en la cual trabajaba el dueño de casa, quien fue detenido en el marco de la causa al igual que su esposa y sus hijas de 17 y 18 años, todos ellos acusados del delito de “secuestro seguido de muerte”.

Fuente: infoban.com.ar