Un grupo de vecinos del Puerto de Olivos se movilizaron para expresar su indignación por la masiva demolición de casas en las cercanías a la estación y en las calles paralelas a la Av. LibertadorVecinos del Bajo de Olivos denunciaron ser presionados por empresas constructoras e inmobiliarias de la zona para que vendan sus casas
Según los vecinos “a veces parecen aprietes encubiertos con frases como le conviene vender ahora, ya que el barrio se le va a llenar de edificios” o “si no venden ya la casa se van a quedar sin sol y van a perder la vista” ,”tenga cuidado porque van a empezar las obras del edificio de al lado y van a aparecer rajaduras en toda su casa” .
Los vecinos dicen que en todos los casos el modus operandi es comprar la primer casa a un precio sideral, anexa a esta la segunda casa se paga un poco menos y las dos restantes los arreglan con poco dinero ya que les dicen que en esa misma manzana y a pocos metros se va a levantar una torre enorme.
Un vecino dijo a este medio que “en pocos meses nos han demolido casi dos manzanas…nos referimos a la zona de Rawson, Sturiza, Rosales, zona pegada a la estación. Las calles paralelas a la Avenida Maipú se modifican todos los días con edificios nuevos. Todo hace presumir que esto no se va a detener….sino que hay una política que no desea cumplir con las normas básicas del cuidado del medio ambiente urbano”. El vecino recordó que”desaparecieron las viejas residencias, nos dejaron sin árboles, están demoliendo las mejores casas y construyen barato, malo y cuanto más alto y feo sea el mamotreto mejor para los bolsillos de las inmobiliarias por todos conocidas y para el bolsillo de la camarilla política que recibe coimas y dádivas”.

El sábado pasado un importante grupo de vecinos indignados por esta situación respondieron a la convocatoria de Intervecinal del Puerto de Olivos marchando desde la placita de la Estación de Olivos a las distintas inmobiliarias de la zona, para solicitarles a las mismas que firmen un documento de siete puntos, para que en pocos días se pueda firmar un acta acuerdo entre los habitantes y los emprendedores inmobiliarios que de buena fí estín dispuestos a respetar las leyes y no provocar un genocidio ambiental y cultural en la zona.

Fuente: infoban.com.ar