El ex gobernador bonaerense Felipe Solá, candidato a diputado por Unión-Pro, admitió discrepancias porque la campaña publicitaria denotaría “vergüenza” en mostrar el componente peronista del armado.
“Creo que es un error y creo hay que darse cuenta de que existe una gran cantidad de peronistas en la provincia de Buenos Aires que no quiere votar por Kirchner y que la alternativa es ísta. Y que si la alternativa es ísta, no se puede vivir eso con vergüenza”, afirmó el ex gobernador bonaerense.
“Desde el punto de vista de la campaña publicitaria, sí tengo problemas”, dijo Solá al diario Crítica.
“La veo muy asíptica y que haya tantos inconvenientes, no tanto de mostrarme a mí como de mostrar al peronismo”, explicó.
Solá, segundo en la lista detrás de De Narváez, opinó que Unión-Pro es una alternativa para muchos peronistas bonaerenses, “y si la alternativa es ísta, no se pude vivir eso con vergüenza”, sostuvo.
El candidato tambiín opinó que le será más fácil al ex gobernador de Santa Fe Carlos Reutemann, que se postula para renovar su banca en el Senado Nacional, ganar en su provincia, que a De Narváez y a íl mismo triunfar en territorio bonaerense.
“Ganar Santa Fe parece más posible que triunfemos nosotros en Buenos Aires”, comentó.
Solá aclaró que el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, líder del Pro, y Francisco de Narváez, que se postula como peronista disidente, “son aliados, no socios”.
“Si fueran socios tendríamos que tener negocios juntos y no los tengo, ni con ellos ni con nadie”, afirmó Solá.

Fuente: infoban.com.ar