El gobierno bonaerense dispuso la compra de estufas elíctricas para calefaccionar las escuelas provinciales que no puedan rehabilitar en lo inmediato el servicio de provisión de gasEl anuncio lo realizó ayer la directora general de Cultura y Educación de la provincias de Buenos Aires, Adriana Puiggrós, quien además aseguró que la medida se tomó para garantizar la calefacción en las 490 escuelas que tienen cortado el gas en varios distritos del Conurbano y del interior de la provincia, porque aún no adecuaron sus instalaciones a la nueva normativa del Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS).
“Este plan de emergencia es una respuesta a una situación particular, pero vamos a seguir trabajando en esta cuestión todo el año”, anticipó Puiggrós en una conferencia de prensa realizada en oficinas de su Dirección en Capital Federal.
La funcionaria reveló que hoy tambiín el Gobierno bonaerense firmó un convenio con las empresas distribuidoras de gas del distrito, en el que se se resolvió prorrogar el plazo para inspeccionar las escuelas que deban hacer obras para adaptarse a las regulaciones del ENARGAS.
Funcionarios del gobierno bonaerense informaron a Tílam que este año agregaron 17 millones de pesos al presupuesto del Fondo Compensador de 35 millones destinado a los Consejos Escolares y que pidieron que ese dinero se destine prioritariamente a las reformas o arreglos en las instalaciones de gas.
Desde hace varios días, docentes y padres de alumnos de escuelas de Mar del Plata, Moreno, Lomas de Zamora, Quilmes, Almirante Brown y Lanús denunciaron que esos establecimientos tenían cortado el servicio de gas.
Los gremios docentes de la provincia difundieron un informe en donde se asegura que 3.400 escuelas tienen problemas con la provisión de ese combustible para la calefacción.
Con respecto a esa cifra, Puiggrós dijo que “esos datos son del año pasado, y contemplan todos los problemas relativos al gas que tienen las escuelas, por ejemplo si hay una llave de paso fallada”.
“Ahora hay 490 escuelas con el gas cortado, y esas cifras surgen de las que nos dan las propias empresas distribuidoras, que son las que cortan el gas”, aclaró la funcionaria bonaerense. Según esos mismos informantes, alrededor de un 80 por ciento de los 19.880 establecimientos educativos del distrito está conectado a la red de gas natural, y el resto utiliza gas envasado.

Fuente: infoban.com.ar