El titular de la CGT Zona Norte, Ricardo Lovaglio, quedó en el ojo de la tormenta luego que la agrupación sindical se convocara en las puertas de la Quinta Presidencial y se generaran disturbios con los manifestantes que se agolparon allí mostrando su oposición al gobierno de Alberto Fernández.

Cabe recordar que hasta el propio Presidente había pedido no realizar ninguna manifestación para “dar el ejemplo” en el marco de la pandemia. Sin embargo a pocos días que se confirmó la marcha denominada “#27F” organizada por militantes opositores, el titular de la CGT Zona Norte no pudo contenerse y convocó a parte de sus afiliados para apoyar al gobierno, bajo la consigna “Pensando en el futuro”.

Demás está decir que choque entre adeptos y opositores en la puerta de la Quinta, más los golpes de puños e incidentes, alejaron a propios y ajenos del objetivo de la convocatoria.

La agrupación “Saúl Ubaldini”, integrante de la CGT Zona Norte, emitió un comunicado oficial donde se critica fuertemente el accionar de Lovaglio, en la cual solicitan al dirigente gremial que recapacite y “tome conciencia que fue un error”, ya que su actitud “mas que favorecer perjudica la imagen de nuestro gobierno”.

La contramarcha también desnudó “diferencias internas” en la central y que se trató de una medida “inconsulta” de dicho sector.

Por último señalaron que “la violencia nunca fue la opción de las y los trabajadores organizados”.